Temas

5 razones para ir al podólogo

09/09/2019 · Podología

Los pies son los grandes olvidados en el cuidado de nuestro cuerpo. Es más, un amplio porcentaje de población no ha ido nunca al podólogo. Si es tu caso, te invitamos a seguir leyendo este artículo en el que te damos al menos 5 de las múltiples razones por la que es bueno para tu salud ir al podólogo sin esperar a sentir dolor. 

  • Prevención.  Tratar a tiempo una pequeña molestia en los pies o detectar una mala pisada puede evitar problemas mayores a corto y largo plazo. La salud podológica es fundamental para prevenir la aparición de diversas patologías que no solo afecten a los pies, sino también a otras partes de nuestro cuerpo como rodillas, cadera o columna. 
  • Si practicas deporte. Practicar deporte implica miles de repeticiones de un determinado gesto generando sobrecargas en los pies. Las actividades deportivas pueden ocasionar algunos problemas que debemos prevenir y controlar para evitar que se conviertan en lesiones o patologías más graves. Por este motivo, es aconsejable acudir a un podólogo deportivo que te asesore en cómo realizar la actividad,así como estudiar la idoneidad de tu pisada. La forma de pisar es importante en cualquier paciente, pero lo es más en un deportista ya que la intensidad y el número de pasos aumenta. El podólogo deportivo con los resultados de la exploración tratará de corregir, si es necesario, la manera de pisar, así como diagnosticar un tratamiento con plantillas personalizadas, ejercicios, etc. A su vez, te ayudará a determinar cuál es el calzado adecuado en función de la superficie de juego y tus necesidades.
  • Crecimiento. No hay una edad como tal para hacerse una revisión podológica, ya que el cuidado del pie está indicado para todas las edades. En edades infantiles es recomendable realizar la primera visita con 4 o 5 años y acudir a un podólogo al menos una vez al año. Un diagnóstico precoz es esencial para detectar una patología a tiempo.  Los problemas más habituales que encontramos en pacientes infantiles son los pies planos, pies valgos, mala posición de los dedos, enfermedad de Sever, papilomas, disminución de la estabilidad o caminar “de puntillas”... 
  • Conocer si el calzado es el adecuado. Las mujeres son hasta cuatro veces más propensas a tener problemas en los pies que los hombres. Esto se suele deberse al tipo de calzado, sobre todo al abuso de zapatos de tacón y puntas estrechas.
  • Conocer tu pisada para mejorar tu salud.  Una mala pisada puede generar disimetrías, problemas de espalda, de articulaciones, etc… Visitar al podólogo es vital para prevenir una lesión que pueda derivar en otro tipo de dolencia. Por ello, es recomendable realizar un estudio biomecánico de la pisada. Gracias a este análisis se conoce la manera de pisar de un paciente, ayudando a diagnosticar o aconsejar para prevenir la aparición de lesiones musculares y osteoarticular es como fascitis plantar, la tendinitis, las sobrecargas musculares, etc. 

 

Fuente: Podoactiva 

 

 

 

¡Compártelo!