Categorías

Unas zapatillas para cada deporte: consejo de tu podólogo

05/03/2019· Podología

Cada deporte es completamente diferente y se practica en lugares diferentes, por lo que las zapatillas de deporte que deben usarse para la práctica de uno u otro deporte son completamente diferentes. Así, por ejemplo, en el caso del running no es lo mismo una zapatillas para correr un kilómetro una vez a la semana, que unas zapatillas para correr varios kilómetros diariamente.

Precisamente el running es uno de los deportes con más opciones de calzado, permitiendo tener en cuenta a la hora de su elección desde el peso del corredor, su tipo de pisada, la superficie por la que va a trotar, la distancia que va a recorrer.

En este artículo del blog de Clínica Teknos, especialistas en Podología y Fisioterapia, vamos a hacer un breve repaso por los tipos de zapatillas que se utilizan en los deportes más practicados como el baloncesto, el running, el fútbol y el tenis, pero si practicas cualquier otro deporte y tienes dudas sobre cuáles son las zapatilas más indicadas, no dudes en ponerte en contacto con nuestros podólogos.

 

  • Zapatillas para la práctica del baloncesto. Se trata de un deporte que requiere de giros bruscos y que se practica en una superficie dura de carácter sintético que, además, puede ser resbaladiza. El tipo de giros que realizan los jugadores ejercen especial presión sobre los tobillos, de ahí que deban estar lo más protegidos posibles y que, por tanto, sea recomendable el uso de zapatillas tipo bota. Las zapatillas indicadas para jugar al baloncesto, además, suelen llevar en la suela, a la altura de la cabeza del primer metatarsiano un círculo que facilita los giros sin que el tobillo sufra en exceso. Dado que también es un deporte que exige saltos, es importante que las zapatillas elegidas cuenten con una buena amortiguación.
  • Zapatillas para correr. Como comentábamos al principio de este artículo. Para la práctica del running existen múltiples tipos de zapatillas lo que permite al corredor elegir las más adecuadas para él. Es importante tener en cuenta el terreno por el que se va a correr: pista, asfalto, tierra... y que la suela de la zapatilla sea adecuada para ese tipo de terreno para lograr la mejor tracción posible. A la hora de analizar la suela de la zapatilla hay que tener en cuenta dos aspectos importantes: el tamaño de los tacos (siendo recomendable que sean grandes para terrenos inestables), y la línea de progresión (el dibujo que va desde el antepie al centro de la suela).
  • Fútbol.  Las botas de fútbol se diferencian del resto del calzado deportivo en los tacos cuya función lograr un agarre perfecto del pie a la superficie de juego.  Existen diferentes tipos de botas de fútbol con más o menos tacos dependiendo del tipo de juego, ya sea en hierba, tierra, artificial... Como aconsejan los podólogos de la Unidad de Podología de Clínica Teknos, a la hora de elegir unas botas para jugar a este deporte hay que mirar que ningún taco coincida bajo la cabeza del primer metatarsiano, algo que podría provocar molestias y aumentar el riesgo de lesiones. La rigidez de la suela, otro de los aspectos a analizar; es fundamental en la zona del mediopie o arco enfranque donde no se localizan tacos, ésta zona debe ser especialmente rígida para evitar las conocidas como fracturas de estrés, especialmente a nivel de la apófisis estiloides o en la diáfisis del quinto metatarsiano.
  • Zapatillas de tenis. Este tipo de zapatillas suelen llevar un refuerzo en el antepie, ya que se trata de un deporte que exige muchos desplazamientos laterales. Ese refuerzo contrarresta la presión que se ejerce en ese tipo de movimientos. También por ello, las zapatillas de tenis levan bajo la cabeza del primer metatarsiano un circulo el cual nos ayuda a la ejecución de los giros o desplazamientos laterales existentes en esta disciplina deportiva.

 

 

Antes de iniciar la práctica de cualquier deporte es recomendable visitar al podólogo para un estudio completo de la pisada; una simple visita a un especialista en Podología evita lesiones y mejora el rendimiento deportivo.