Categorías

Uñas negras en deportistas: causas y soluciones

18/03/2019· Podología

La aparición de uñas negras es muy frecuente en deportistas, especialmente en los que runners. Pero aunque sea algo frecuente no debe obviarse este desagradable problema de la salud de las uñas de los pies. Por ello, este artículo de la Unidad de Podología de Clínica Teknos, con centros en Ourense y Ribadavia, lo vamos a dedicar a explicar de forma sencilla cuáles pueden ser las causas de las uñas negras y alguna de sus posibles soluciones. Pero no sin antes recordar que lo más importante es acudir a un podólogo al ver que la uña cambia de coloración. 

 

¿Por qué, de repente, las uñas de los pies pueden volverse negras?

 

El motivo por el que la uña del pie se vuelve negra es por la aparición de un hematoma, por la acumulación de sangre en la uña y en el lecho ungueal. Inicialmente la uña se vuelve de color púrpura y con el paso del tiempo y con la coagulación de la sangre la uña se va oscureciendo.

En ocasiones puede volverse un problema molesto e incluso doloroso, mientras que en otras pasa completamente desapercibido. 

Causas de las uñas negras

El motivo principal por el que aparece un hematoma subungueal es un microtraumatismo repetido en la uña que puede ser por motivos como los siguientes: 

  • Zapatillas deportivas pequeñas o grandes. Durante la práctica de deporte el pie puede aumentar su volumen generando que la zapatilla le quede ajustada y que el golpeteo de los dedos contra la misma se mucho mayor. Ese sería el microtraumatismo repetido mencionado anteriormente y que puede llegar a provocar uña negra. Pero el motivo puede ser el contrario, que la zapatilla que se usa para hacer deporte sea demasiado grande facilitando la movilidad del pie y que los dedos que golpeen más con la zapatilla.
  • Correr cuesta abajo. Los corredores de montaña suelen ser más propensos a presentar hematomas en las uñas. La razón no es otra que al correr en pendiente, por ejemplo en la montaña, los dedos de los pies sufren un mayor contacto con la parte frontal de la zapatillas. 
  • Uñas largas. Descuidar el corte de las uñas y llevarlas largas aumenta las probabilidades de padecer hematomas subungueales.
  • Deformidades en los dedos. Si la posición de los dedos no es la correcta y alguno, por ejemplo, se sitúa por encima de otro,  pueden aparecer problemas en ambos dedos. El que está debajo sufre la presión sobre la uña del dedo que está por encima y éste sufre directamente el traumatismo contra la zapatilla.

 

Soluciones para las uñas negras

Por supuesto, la mejor solución es la prevención y ello se logra acudiendo de forma regular al podólogo y siguiendo las recomendaciones de éste en cuanto las características que debe tener el calzado deportivo de acuerdo a las necesidades de cada pie. 

Sin embargo, cuando el hematoma ya está hecho, en ocasiones puede ser necesario su drenaje. En otras ocasiones los traumatismos pueden provocar que la uña se suelte y es posible que el podólogo tenga que quitar la uña. En otros casos se puede producir inflamación e infección en la zona de la matriz y también será necesario quitar la uña para solucionar el problema.

Y en la mayoría de los  casos las uña negras son asintomáticas y la uña afectada se desprende a medida que comienza a crecer una nueva. En estos casos solo será necesario la revisión y el corte normal de la uña según su evolución.

Pero ante cualquier duda, lo mejor en acudir al podólogo para que haga un correcto diagnóstico y proponga un plan de tratamiento efectivo.