Categorías

Cuándo comenzar la rehabilitación tras una cirugía de ligamento cruzado anterior

12/09/2018· Podología

Las sesiones de fisioterapia tras una cirugía de ligamento cruzado, por regla general, deben de comenzar la misma semana en la que se realiza la intervención quirúrgica.

Fases de la recuperación después de una cirugía de ligamento cruzado anterior

  • Primera fase. Los primeros días después de la cirugía se produce una fase aguda inflamatoria que provoca dolor e inflamación que se controla a través de un tratamiento farmacológico pautado a base de analgésicos y antiinflamatorios. Durante esta primera etapa el paciente debe caminar con muletas y una órtesis que limita el movimiento de la rodilla. Si bien, todos estos aspectos deben ser determinados por el cirujano traumatológico en función de si ha sido rotura de ligamento cruzado anterior solamente o está acompañada de menisco. Ya que dependiendo del tipo de lesión, puede recomendarse la movilización con un artromotor.
  • Segunda fase. A partir del tercer día tras la intervención y hasta el séptimo día comienza la fase subaguda inflamatoria. El paciente comenzará a mover la rodilla en los grados que le permita el traumatólogo según el tipo de cirugía, pues avanzar demasiado rápido supone un riesgo para la plastia implantada. Lo principal es ir buscando la extensión máxima, siempre sin dolor. En este periodo se comienza a trabajar la activación de la musculatura, sobre todo el vasto interno, que previamente en la rehabilitación prequirúrgica le habremos enseñado a realizar correctamente.
  • Tercera fase. A partir del séptimo día, aproximadamente y dependiendo siempre de cada caso, es cuando se debe de comenzar el tratamiento con fisioterapia. El objetivo será reducir la inflamación y el dolor, tratar la cicatriz, ganar rango articular en extensión y en flexión, y movilizar la rótula para evitar adherencias.

 

Uno de los objetivos fundamentales de las lesiones de fisioterapia es evitar la repetición de lesiones. Para todo ello, el fisioterapeuta añadirá un trabajo específico de la musculatura que afectará a la rodilla y a la cadera, para volver a la normalidad lo antes posible.

En algunos casos el traumatólogo y el fisioterapeuta pueden considerar necesario la realización de sesiones de fisioterapia antes de la intervención quirúrgica para favorecer la recuperación tras la operación y poder recuperar la movilidad y la vida cotidiana cuanto antes. 

En la Unidad de Fisioterapia de Clínica Teknos, en Ourense, tenemos una gran experiencia en rehabilitación tras cirugía de ligamento cruzado anterior, así que si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros.